En esta fecha dentro de la Navidad  la pastoral familiar  organizo en las parroquias la fiesta de la Sagrada Familia ,el domingo siguiente a la Navidad ,  dentro de las eucaristías celebradas  ese día no faltó en ninguna la renovación de las promesas  o compromisos matrimoniales de las parejas casadas por la Iglesia, ellas después de renovar su compromiso  recibieron la bendición  del Señor . los sacerdotes  recordaron  en sus homilías ,que Jesús quiso nacer y vivir en una familia en el hogar de Nazaret ,el ejemplo de los padres de Jesús, Maria como madre  y José como padre adoptivo  , son ejemplo para nuestras familias tan atacadas hoy día, en que la sociedad va perdiendo los valores permanentes en el hogar, y más bien cierra su mirada  ante los grandes desafíos que tienen que atravesar  para vivir en unidad y  fidelidad . El individualismo y la ambición , hace que los derechos y obligaciones del 4º mandamiento,  muchos no los cumplen ,hijos  que marginan y se olvidan a sus padres en la vejez de estos y unos padres que no ejercen su gran misión de educar a sus hijos lo que hace debilitar los cimientos de una sociedad como son las familias. Por ello Conferencia Episcopal Ecuatoriana declaró pastoralmente  como el año de la Familia y Misión .